Papa ¿hay que cantar fuerte?

Mi hija Júlia participó por primera vez a 2 de los talleres de canto que di este verano en La Garriga.

Después de su primer día de taller, me hizó una pregunta muy buena: “Pero Papa, ¿de qué se trata, hay que cantar fuerte?”.

“No Júlia, se trata de cantar conectado” le respondí.

Allí está el punto central en la voz: quieres dar la voz desde el cuello y las cuerdas vocales, o utilizando todo el cuerpo. Si lo haces desde la garganta, aunque tengas mucha técnica nunca llegará a transmitir algo realmente profundo y encarnado. Si buscas más adentro, con ayuda de un profesional bien formado, te esperan sorpresas con tu voz!

Pero muchos necesitan activarse bastante para que esta re-conexión se dé, y en estos casos suelo pedir a los alumnos que den bastante energía y voz al cantar. Pero esto es la primera fase del trabajo, en la que uno se re-apropria sus energías, y libera “el tubo de la voz” de sus trabas más molestas. Luego podrás modular, y cantar más fino si el genero lo permite o lo requiere. Y si cantas Wagner, seguirás dando bastante energía  ;-)

La apertura de nuestro “tubo de la voz” es un poco como cuando hacen un túnel: al principio hay que poner una tuneladora con muchísima potencia para abrir el paso, y luego puedes pasar tranquilamente pedaleando con tu bicicleta.

Para volver a mi hija de 11 años, le dije al terminar el taller: “Sabes Júlia, ha sido importante para ti hacer esto. No sólo para tu voz sino para ti como persona”, y me respondió “Si lo sé Papa, y por eso quise hacerlo”. Esta niña tiene las ideas claras, y la volveréis a ver en otros talleres   ;-)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *