Los 2 peores enemigos de tu voz

Si te cuesta cantar cómo quisieras, te voy a decir cuales son los 2 peores enemigos de tu voz. ¿Crees que es el miedo, la vergüenza, el no saber de técnica? ¿Acaso crees o te han dicho que son tu cuerdas vocales que no dan la talla, o los músculos que las rodean que están tensos? O quizás piensas que no sirves para cantar y punto   ;-)
Si la desconfianza y las tensiones en la garganta son malísimas para tu voz, son «sólo» la consecuencia de los 2 enemigos que te voz a desvelar ahora, y que causan todas estas molestas y mucho más:

Primer sospechoso: ¡tu cerebro!!!

El primer enemigo del cantante es el más insidioso, y ¡ha conseguido no aparecer para nada en los dibujos de anatomía de la voz!

Este primer enemigo, que llamo a menudo «el ordenador central» y es el que tiende a bloquear todo al principio. La mente demasiado activa y tensa es la gran causa de nuestra pérdida de voz, sea para hablar o cantar. De allí salen la mayoría de las tensiones de los músculos de la garganta, de la mandíbula, de la espalda, etc… Y esto hace que cantar sea muy peliagudo, porque todo está tenso y bajo el mandato del único órgano que no necesitamos (o tan poquito) para cantar. Las tensiones y las emociones generadas por las tensiones mentales son las que hacen que desafinamos, perdemos el ritmo… y no convence luego que no tenemos buena voz  ;-0

Suelo decir que para cantar necesitamos 27 de coeficiente intelectual: cuanto más quieta esta la mente mejor puede funcionar el cuerpo. Parece sencillo, y es de hecho la cosa más fundamental y la que más os perjudica al intentar cantar por vuestra cuenta. Y me han dicho que un profesor de canto lírico decía a menudo » Dadme un hombre tonto y os lo transformo en gran tenor en un año».  Las tensiones y las proyecciones del mental interfieren completamente con el flujo del aire, de la voz… y de la música en nosotros.

Por esto todos los ejercicios y todo el proceso que proponemos en nuestras clases de canto tiende a reducir la tensión, física y mental, para dejar la mente lo más apaciguada posible y el cuerpo disponible para vibrar, emitir el sonido, en lugar de sujetar las tensiones y los pensamientos del cerebro.

Sin este proceso, la voz no encuentra su autenticidad, y el canto es medio frustrante. Pero la buena noticia es que cuando este proceso se da, el cambio es grandioso y rápido. Y lo mejor: todos lo podéis vivir si estáis un poquito motivados   ;-)

Segundo enemigo: tu lengua

Aunque la lengua nos es tremendamente simpática en música por el logo de los Rolling Stones, no deja de ser un adversario tenaz en canto. Lo saben muchos cantantes y profesores de canto. Pero la mayoría menciona la lengua, y se podría ser más preciso: es la raíz de la lengua la que nos complica mucho las cosas.

La lengua y sus tensiones descontroladas son la pesadilla de muchos aficionados, cantantes y profesores: se tensa, se retracta, se tuerce, estorba de mil maneras, afectando claramente la calidad de la voz en todos sus parámetros más importantes: riqueza armónica, musicalidad, agilidad, brillantez, dirección, y la lista podría seguir 2 líneas más.

lengua rollings

Para cantar bien, la lengua debe estar con la tonicidad justa tanto atrás cómo en la punta. Y no más, cosa que suele pasar en el… 99% de los casos. Esta tonicidad y su papel es para ayudar a propagar correctamente el flujo de aire, y sobre todo a transmitir la vibración de manera armónica y bien dirigida. Podríamos decir que parte del proceso que seguimos en cada curso tiene cómo objetivo hacer llegar la vibración de tu voz a la raíz de tu lengua, que suele estar muy tensa: allí se almacenan muchas de nuestras tensiones más fuertes y antiguas, y ese depositorio nos pesa mucho a la hora de querer cantar.

En general los profesores no saben muy bien cómo lidiar con este foco de tensión y de distorsión para la voz, y por ello algunos se permiten juicios lapidarios descalificando los más tensos en lugar de reconocer sus limites.

curso online lengua

En Voz Viva, tenemos la gran suerte de ofrecer el curso online más recomendable sobre El Trabajo con la Lengua para borrar casi por completo estas tensiones físicas, emocionales y mentales que se almacenan allí en la raíz de tu lengua. Te lo recomendamos, porque cuanto antes lo haces antes disfrutas de las opciones que te da una lengua relajada para cantar mucho más libre. El cambio es grande y feliz, y permite sacar mucho más partido a tu voz.

Resumiendo…

Los supuestos enemigos de la voz que se mencionan habitualmente suelen ser efectos de las tensiones en nuestro cerebro (que luego condiciona las emociones y el corazón) y en la raíz de la lengua.

Ir así a la fuente del problema es la mejor manera de notar cambios rápidamente, y de que se queden de manera estable, definitiva. Si esta propuesta te interesa, te esperamos en nuestros cursos presenciales y online para notar cómo la voz se restablece enseguida cuando los 2 principales focos de tensión se alivian   ;-)

Los 2 peores enemigos de tu voz
4.8 (95%) 8 votes