«Lo que emitimos refleja lo que somos»

Esta frase contiene mucho de lo que perseguimos en nuestros cursos de canto y de crecimiento personal por la voz: afinar la emisión, la voz, armonizando el emisor que somos.

La premisa de nuestros cursos es que somos receptor y emisor.
Para mejorar la recepción y emisión, cabe liberar el instrumento (el cuerpo) de sus tensiones y bloqueos. Para que vibre entero dando el mejor sonido, y para que uno se despoje de un peso emocional que le impide ser él mismo. El objetivo de nuestro trabajo es recuperar todo nuestro potencial vocal. A nivel vocal nos damos cuenta que el secreto de como afinar la voz es afinar nuestro instrumento. Y el objetivo personal es ser un emisor mejor afinado, más justo y efectivo, y un receptor más sensible, capaz de sentir y comprender mejor a los demás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *