Homenaje a mi primer profesor Serge Wilfart

Mi primer profesor de canto y de voz el Sr. Serge Wilfart ya no dará más cursos. A sus 74 años, salió de un ataque de corazón en coma artificial. Y salió hace pocos días de este coma sin sus facultades mentales… El hombre está vivo, pero el profesor ha muerto.
En medio de la gran pena que siento, quise compartir aquí la gratitud que le tengo. A mí y a todos sus alumnos nos queda esa gratitud, y la alegría de seguir explorando el camino de la voz, a nuestra manera, pero gracias al impulso decisivo que nos dio.

¿Quién es Serge Wilfart?

El Sr. Wilfart empezó su carrera como Tenor, después de ganar el primer premio del Conservatorio de Roubaix, en el norte de Francia. Pero no se sentía bien con su manera de cantar. Cuando un director de orchestra le dijo que le quedaban máximo 3 años de voz si seguía cantando así se replanteó muchas cosas. Dejó de cantar de manera profesional a medida que exploraba con su voz, con varios profesores de Europa. Allí aprendió la vocalización que ha utilizado durante más de 45 años en sus cursos: el famoso «Ye Yi Yu Ya». Recibió también otras enseñanzas sobre la relación entre voz y persona. Con ese legado desarrolló su propio método, el Método Wilfart. Este trabajo vanguardista en los años 1970 sigue siéndolo hoy en día! Su meta es liberar la voz y la persona soltando los puntos de tensión en el cuerpo, y que se manifiestan en la respiración y en la emisión del sonido.

Mi encuentro con él

Conoci a Serge Wilfart en enero del 2005, cuando vino por primera vez a dar un taller en España. Mi hermano Antoine le seguía desde hacía un año, y había cambiado completamente, tanto a nivel vocal como personal. Quise conocerle, a ver si podría arreglar mi voz de pito! Serge ya conocía a mi hermano y a mi padre. Cuando Antoine le dijo que iría a su taller, le pregunto «Y cómo es tu hermano?». Antoine le respondió «Oh, no te digo nada, ya le reconocerás.» Y así fue ;-)
¡Mi primer taller con él fue una experiencia impresionante! Salió una voz grande como un catedral, y fuera mi voz de pito! Experimenté también una mejora a nivel personal muy profunda. El taller era carísimo: ¡980€! Aún así decidí invertir en esto y seguir con él, convencido de que mi inmovilizado más valioso era yo ;-)
En mi segundo taller, le hice además de traductor. Como agradecimiento me regaló su libro «Encuentra tu propia voz» (traducción algo penosa del título original «Le chant de l´Être», «El Canto del Ser»), y me escribió una dedicatoria preciosa que comparto aquí con vosotros:

Para Olivier. En ese orden: Antoine, Olivier, Christian, toda un seguido familial oh cuánto rico de humanidad. Sé que vamos a hacer un trozo de camino juntos. Me alegro de ello. Me gustan las personas integras y valientes. Eres de ellas. Con amistad, Serge, 1 de mayo 2005.

Para Olivier. En ese orden: Antoine, Olivier, Christian, toda un seguido familial oh cuánto rico de humanidad. Sé que vamos a hacer un trozo de camino juntos. Me alegro de ello. Me gustan las personas integras y valientes. Eres de ellas. Con amistad, Serge, 1 de mayo 2005.

Después de 2 talleres nada más, decidí formarme con él con su método. No para ser profesor, sino para avanzar más deprisa en mi proceso. Fue un proceso apasionante, y muy retador: estuve un año entero formándome sin entender ni ver nada, ni bloqueos, ni nudos energéticos. Nada… Menos mal que no tenía un objetivo de enseñar porque habría sido desesperante. Muchos de hecho abandonaban la formación al cabo de un año…
Durante este mismo año le dije a Serge que su formación consistía en aprender una nueva mirada, y le gustó la expresión. Y sí, su Método y la evolución que le he dado aún más, necesitan de una nueva mirada para percibir los cuerpos sutiles. Con él, se trabajaba el cuerpo físico y el cuerpo energético, y tenías que poder percibirlo para ser operativo. Sin esto no tenías ni la mitad de la información. Con lo que hago ahora rastreo muchas más capas del ser y del alma, pero la puerta de entrada ha sido su formación, y las largas horas pasadas en Milan y luego en Autun (Francia) en los talleres de formación sin ver ni entender nada, y luego sí ;-)

El Método Wilfart: un trabajo muy potente

El trabajo con Serge Wilfart pasaba por llevar al extremo los bloqueos del cuerpo para que éste los soltará de golpe, y se quedase así libre. Los medios eran muy fuertes, con posturas muy exigentes físicamente, por no decir más. A menudo las sesiones eran agotadoras. A veces tardábamos 15 minutos para volver a saber quien éramos y donde estábamos de lo intenso que era ;-)
Recuerdo en especial la postura con el famoso «shoggi», el taburete de meditación japonéss, despegando las nalgas al máximo. Algunos la llamaban «el potro de tortura», y otros «el arco iris», porque ¡te hacía pasar por todos los colores del arco iris!

Recuerdo también un gran momento de mi formación: el taller con Martine Reyners en el castillo de Pierrefite, en medio de Francia, con -15ºC afuera y la calefacción estropeada! Aparezco en 1 de las 2 fotos de este taller, luchando para no congelarme… y para aprender! ¡Salí de este taller con agujetas durante 14 días!!!

Por suerte la evolución que le hemos dado al trabajo ya no necesita de estos excesos algo violentos.
Mi convicción es que la suavidad y la dulzura permiten llegar más profundo y más rápido que la caña ;-)

Cuando sentí que ya no aprendía nada más con Serge, seguí unos 6 meses para verificar que era así. Luego me fui a buscar otras ayudas para ensanchar mi comprensión de la voz. Seguí y sigo formándome (¡porque él que cree saberlo todo de la voz es un idiota!) con 3 grandes profesoras: Dany Desjardins, Martine Reyners, y Giuliana Menchini con quién organizo talleres co-animados. Mi comprensión se profundizó, se flexibilizó, y lo que abarcan mis cursos de voz hoy en día es muy bello y me hace muy feliz.

Pero en estos días de pena, o porque no decirlo de duelo, se intensifica el recuerdo que es a él que le debo el haber iniciado este camino. Camino que me transformó a nivel personal, y hasta a nivel profesional ya que me empujó a dar clases cuando sólo quería arreglar mi voz.
Le debo mucho. Aprendí mucho de él, y si bien las herramientas y el alcance del trabajo han cambiado, la intención es en gran parte la suya: armonizar la persona y la voz conjuntamente.
¡Le mando pensamientos de mucha gratitud!. Animo a los que leen estas líneas y sienten que han recibido algo valioso en los cursos de Voz Viva a mandar también unos pensamientos de agradecimiento a este señor que no conocen para que su alma encuentre la paz, y que lo que le queda de vida sea lo más agradable posible.

Gracias Serge!

Os dejo con un vídeo de él, y su artículo en la Contra de la Vanguardia. ¡Serge estaba muy orgulloso de haber sido escogido en el recopilatorio de las mejores Contras, en él que salían 9 premios Nobel!

Contra de Serge Wilfart en La Vanguardi

Homenaje a mi primer profesor Serge Wilfart
5 (100%) 4 votes

10 comentarios
  1. Ludvina Dice:

    Olivier… gracias por generar unicidad con estos compartires, con esto me recuerdo que la vida es una sinfonía donde todas las notas y sus bemoles, sus sostenidos y sus desenlaces son acogidos y aceptados con gratitud y celebración, la ciencia diría que somos actividad, organismos, dinamismo, comportamiento y respuesta a lo que llamamos vida y la mística diría, esencia vital que nunca muere…
    gracias por tu función!!

    mi abrazo sentido
    Ludvina

    Responder
  2. Tamara Dice:

    Un hermoso homenaje muy emotivo.
    Ha sido bonito conocer los inicios de nuestro querido profesor Olivier; siempre aparece esa persona en nuestra vida que nos hace abrir los ojos y querer mejorar. Es una lástima que grandes personas como Serge no sean tan conocidas pero gracias a Olivier seguirá existiendo mediante parte de su método y su vida.
    Ahora falta llenar el camino que le queda a Serge de música.
    Gracias profesores por hacer de las demás personas más «animales».

    Responder
  3. enrique Dice:

    Un homenaje al nivel de quien lo hace : Una gran persona y un gran maestro en el arte de recuperar tu auténtica voz.
    Yo no tuve el honor de conocer al homenajeado pero si a quien le homenajea con gratitud y recuerdo. Voz Viva es, sin ninguna duda, un lugar de encuentro con uno mismo y con su auténtica voz. Su promotor y maestro, Olivier Charlot, no sólo es un experto en el arte de mejorar la voz, sino en el arte de encontrarte contigo mismo. Yo pase por esa experiencia y desde aquí quiero remitir mi recuerdo y mi estima a Olivier Charlot y a Voz Viva.
    Un fuerte abrazo Olivier.
    Enrique R. Puigdoménech

    Responder
    • Olivier Charlot Dice:

      Gracias por tus palabras Enrique!
      Ha sido un gusto ayudarte a sacar tu voz, y espero que ahora para cantar con los amigos de tu grupo has pasado de estar avergonzado a ir la cabeza bien alta, y la voz resonante ;-)
      Con ser un buen profesor tengo más que suficiente! Si además tú y los otros alumnos me demostráis vuestro afecto pues es muy dulce.
      La palabra «maestro» emborracha, y cuando uno cae en la «maestritis» está acabado. Conozco algunos que han caído en esta trampa, y se desvirtúan completamente. Es triste y nada envidiable. Así que prefiero ser un buen profesor a ser un «maestrillo creido».
      Estoy aquí para ayudaros, no para colgarme medallas que no aportan nada ;-)

      A cantar! Y a vivir esta vida, este viaje apasionante!
      Un abrazo fuerte para ti también Enrique!
      Olivier.

      Responder
  4. Olga Dice:

    Qué maravilloso ver a uno agradeciendo a otro su ayuda o regalo. Pero, además con este homenaje has conectado el origen de todo tu trabajo con cada uno de nosotros. Gracias Segre por aparecer en el camino de Oliver porque gracias a él muchos hemos iniciado el camino positivo hacia el interior, la autenticidad y sentido en la vida. Segre , tu VOZ está VIVA. Dulce voz que llegue a tus oídos y que meza tus sueños.

    Responder
  5. Paquita Dice:

    Gracias Olivier por acercarnos tu homenaje a quien no solo te cambió la vida, sino que hizo posible el encuentro entre tantos y con tantos. A mis manos casualmente llego el libro «encuentra tu propia voz» y al leer que no existen dos tipos de voz, una para cantar y otra para hablar , sino que es el instrumento para redescubrir nuestro verdadero ser, directamente me llevó a VozViva. Soy una completa novata pero sea cualquiera mi camino, seguro que mi energía fluirá de otra manera y felizmente presiento que fortaleciendo mi vida y aportando un granito de energía mas, al inconsciente colectivo con el que éticamente tenemos tantas deudas.
    Mil gracias por ser el maestro que siempre soñé, y para el maestro de maestros, paz y serenidad en este nivel que le a tocado transitar..

    Responder
  6. Cristina Dice:

    Hola Olivier,
    Siento lo de tu professor, especialmente cuando la gente es tan exclusiva, pérdidas de este estilo son pérdidas para todos pues se pierde un potencial determinado.
    La carta que has hecho a modo de homenaje es preciosa y seguro que allí donde él tenga su energía puesta, le llegará.
    Hay que agradecer que su trabajo lo pueda haber recogido gente como tu, que a modo de homenaje de vida seguis impartiendo sus enseñanzas al haberlo hecho vuestras.
    Un abrazo
    Cristina

    Responder
  7. Carmen Gómez Dice:

    Qué bonito tu artículo, Olivier. Todo un “Canto” de gratitud, amor y admiración hacia tu Maestro Serge. Las Grandes Personas se reconocen unas a otras con tan solo una mirada, un gesto, una palabra. Él es, sin duda, una Gran Persona que supo adivinar en ti a la Gran Persona que se escondía tras aquella “vocecita de pito” ;-) y la vida te puso ahí para para que continuaras con su maravillosa labor.
    Tuviste la inmensa suerte de que se cruzara en tu camino y te cambiara la vida para siempre.
    Te mostró el camino en el que encontrarías la Felicidad.
    Su energía, su alma y su luz siguen y seguirán vivas para siempre a través de sus enseñanzas; Y aunque ya su VOZ y su mirada formen parte del recuerdo, siempre quedará su legado junto al de los Grandes Maestros que decidieron dedicar su vida a hacer de éste un mundo mejor.
    Me uno a ti y a todos vosotros en mi pensamiento para que su Alma esté en Paz y su vida sea dulce y serena mientras Dios quiera.
    Pd.: Gracias Olivier, por tu generosidad, tu sensibilidad, y sobre todo…. ¡Por no hacernos pasar 14 días de agujetas después de cada taller!!! ;-) ;-)

    Responder
  8. Patricia Dice:

    Me ha encantado tu artículo, es cierto que hay ciertas personas especiales que, bien buscadas o bien por casualidad, topamos con ellas y nos acompañan durante un periodo de aprendizaje personal consiguiendo marcarnos para siempre. Y la verdad es que a mí me ha pasado eso contigo.

    Gracias por todo Olivier.
    Un abrazo enorme

    Responder
  9. Beatriz Dice:

    Qué gran maestro! Enhorabuena por haber tenido la oportunidad de tenerlo cerca.
    Seguro que encontrara un camino hacia la luz.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *