Cómo vocalizar – 5 ejercicios de vocalización 100% eficaces

Qué es la vocalización

Vocalizar significa pronunciar y articular claramente las silabas de tal manera que se entiende perfectamente. Odicho de otro modo: si no vocalizas bien… no se te entiende!

La vocalización es fundamental para mantener la atención de tu público si das una clase o una charla. Y es uno de los pilares del canto: cada canción te impone que vocalices bien, porque el poder entender la letra, sea en la lengua que sea, es una de las variables importantes para no decir cruciales a la hora de cantar. Si no vocalizas bien, muchos otros aspectos cómo la musicalidad, el ritmo y la colocación del sonido quedan muy alterados.

Que factores nos impiden vocalizar bien

¿Por qué no articulamos del todo bien al hablar o al cantar? Aquí encontramos las respuestas que verás repetidas varias veces en esta web y que son los enemigos del cantante, pero también del profesor, del conferenciante, etc.

  • La tensión: la tensión es el enemigo número 1 de la voz, muy por encima de la falta de técnica. Las tensiones que nos impiden vocalizar bien son sobre todo las que tenemos en el rostro, en las mandíbulas y en la raíz de la lengua… par ano mencionar la tensión mental que tenemos allí arriba en el cerebro. Estas tensiones no cierran la voz y hacen que vayamos cómo retraídos, al obligarnos a respirar de manera muy superficial y a tirar de la garganta para dar la voz.
  • Las prisas y la falta de consciencia a la hora de frenar el ritmo y respirar: cuanto más rápido hablas más difícil es la vocalización, y cuanto menos respires entre frases peor te lo pones. Las tensiones son de nuevo un responsable de pedo, pero allí le puedes poner un poco de atención para mejorar las cosas ya

Ejercicios de vocalización

Te proponemos aquí ejercicios de vocalización sencillos y muy eficaces para que vocalices mejor. Repítelos cada día y notarás un cambio progresivo muy positivo. Y si quieres ir más rápido y más a fondo, aprovecha nuestros cursos presenciales y online además de estos ejercicios para vocalizar.

  • La cuna

Este ejercicio permite relajar la mandíbula y la lengua. Suele ayudar a la gran mayoría de personas, pero a algunos no le hace mucho efecto. Si te funciona, lo notarás enseguida por los bostezos que te saldrán a los pocos segundos. Si no notas nada no te angusties y pasa a otro ejercicio de vocalización que te sirva más.

Se trata de relajar la mandíbula inferior y dejar caer la lengua abajo, cómo muerta. Luego desplaza lentamente tu mandíbula de un lado hacia el otro, sin forzar y dejándola caída hacia abajo.

  • Ejercicio de vocalización para el rostro

Para relajar las tensiones del rostro, te proponemos uno de los ejercicios que Cristina enseña en sus cursos. Es fácil y divertido y la propuesta es que cantes “Miam Miam Miam” haciendo una escala ascendente y luego descendente de esta manera:

AUDIO POR INSERTAR

Empieza por un tono confortable (el DO suele ser una buena opción) y cada vez sube de una nota hasta notar que es demasiado exigente. Ve bajando de nuevo hasta el do, nota por nota. Este ejercicio parece benigno, pero al cabo de varias semanas te deja muy distinto.

  • otros ejercicios por añadir en los próximos días

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *