Como aprender a cantar desde 0

¡Ningún pájaro ha ido nunca al Conservatorio! Cantar bien es natural, y es para todos.
Si liberas tu instrumento de sus tensiones y bloqueos, verás que tú también puedes cantar seguro y feliz cómo un pájaro ;-)
Aprender a cantar es abrirle la puerta a la alegría. Es hacer fluir la energía, expresarse, y está al alcance de todos. Con nuestras clases de canto lo conseguirás rápidamente, que tengas facilidades o que creas que nunca será para ti.

Primero encuentra tu voz

La primera calidad de un cantante es su voz, y todos tenemos una voz grande y bella. Si no tienes voz como vas a poder cantar mínimamente decentemente? Estarás caturreando como la mayoría, como poca voz, y poco disfrute. Así que el proceso pasa primero por redescubrir tu voz auténtica: una voz de calidad, cuerpo, con “gancho”, y que emociona a los que la escuchan. Y con la que sentirás que transmites todo lo que eres. Para esta primera fase solemos proponer algunas sesiones con vocalizaciones para reconstruir la voz, porque lanzarse a cantar directamente sin una voz sana siempre es frustrante y poco productivo.
Con esta voz, tienes ya claro el tipo de canciones o arias que te convienen.

Empieza a cantar el repertorio que te gusta

Cuando encuentras tu voz, con unos agudos y unos graves definidos y enteros, puedes pasar a cantar canciones o arias. Podemos pasar ya de las vocalizaciones (o volverán de vez en cuando para seguir el trabajo de reconstrucción), y trabajamos directamente con canciones: es como pasar del 2D al 3D. Más divertido, y más retador.
Con Olivier podrás aprender a cantar lo que más te gusta: pop, rock, blues, gospel, flamenco, zarzuela, copla, etc. Cuando la voz es buena se puede utilizar para el género que sea!
Para empezar, te aconsejamos que escojas canciones que cumplan las siguientes características:
que te gusten mucho! Es lo primero, y sin esto tu alma no se meterá en el ejercicio, y sonará hueco
que llegues a nivel de tono con tu voz de ahora. Si mejoras luego y llegas a más agudo ya cambiarás de canciones, pero hoy por hoy escoge canciones que no te lleven a romperte la voz, o a sacar gallos.
que sean lentas si puede ser, para tener tiempo de cuidar la inspiración, que es la base de una buena voz.